viernes, 2 de noviembre de 2012

LAS CUATRO NOBLES VERDADES


¿QUIEN FUE BUDA?

Se narra que nació como un noble príncipe del clan aristocrático de los Sakyas; al que se le conocía con el nombre de SIDHARTA GAUTAMA. Su nacimiento se produjo aproximadamente en el año 560 antes de C; en Lumbini ( Nepal ), cuyo territorio en la antigüedad formaba parte geográfica de la India.
Ocurrido su nacimiento un conspicuo astrólogo y asceta llamado Asita, visitó la corte de su padre : el rey Sudhonana. Al contemplar al niño observó que incidían en él, todos los signos propicios que caracterizan a un chakravartin o Rey Universal. Además le vaticinó a su padre que su hijo llegaría a convertirse en un Tathagata o un Gran Guía Espiritual del mundo.
La educación que recibió fue exquisita, su padre lo instruyó rodeado de toda clase de lujos, privilegios y parabienes; procurando en todo momento que Sidharta creciera sin ningún tipo de privaciones materiales. Del mismo modo aspiraba, que no tuviese ninguna inquietud espiritual ni filosófica, que turbasen la placidez, que intentaba inculcarle al heredero de su reino.
Acorde al rango majestuoso que ostentaba, le hicieron contraer matrimonio con su prima, la más hermosa entre las más bellas, la princesa Yasodhara, con quien engendró a su único hijo , Rahula.
Sin embargo, aquella vida repleta de deleitosos placeres, parecía no satisfacer del todo al joven príncipe. La historia nos narra, que estando un día paseando por sus dominios y, encontrándose reflexionando acerca del dulce y cómodo transcurrir de su vida; se dirigió a los aledaños de su palacio. Esta incursión, le permitió ver con sus propios ojos, otra realidad que hasta entonces desconocía.
Siguiendo su investigación particular, descubrió la presencia de un anciano decrépito; que apenas podía sostenerse en sus propias piernas. Tampoco acertaba a caminar con la firmeza, audacia ni belleza que solían hacerlo los jóvenes. Esto le hizo contemplar, la inexorable realidad de la vejez.
En la inmediatez del tiempo, se encontró con una segunda visión; la cual continuó zarandeando el encantamiento en el que estaba sumido. Esta visión correspondía a la imagen de un hombre enfermo. Como consecuencia de su padecimiento, lloraba desconsoladamente. De esta manera, Sidharta encara la insoslayable realidad de la enfermedad.
Se cuenta que más adelante, pasó ante su presencia un cortejo fúnebre que conducía a un cadáver, hacia su última morada terrenal. Mientras que todos los deudos del difunto, le acompañaban ensimismados en una profunda tristeza. Con igual similitud que en ocasiones anteriores, el joven príncipe Gautama fue testigo de la contundencia irremediable de la muerte.
Continuando su camino, algo más adelante, presenció como una mujer daba a luz a su hijo y al mismo tiempo, gritaba penosamente. Una vez alumbrado el niño, éste también llegaba a la vida, sobrecogido en sollozos y llantos.
Ante todas estas realidades que nos ofrece la vida; Sidharta, sufrió una profunda crisis de aflicción y desconcierto.
Una vez llegado a la edad de 29 años; abandonó su reino para convertirse en asceta; tal y como le había indicado un gran y respetado santón de la época.
A lo largo de un período de seis años, se dedicó a conocer a los más grandes yoguies y célebres maestros de la India. Ante la actitud que había tomado, él mismo se sometió a férreas y numerosas disciplinas ascéticas y a las más sobrias penitencias. No obstante, llegó a percatarse de que ninguno de estos métodos le beneficiaban para desarrollar la comprensión necesaria, que necesita como respuesta existencial a tales sufrimientos.
Sidharta toma la resolución de abandonar aquellas reglas tradicionales que él mismo había aceptado y ; decide emprender de nuevo, su propia senda.
Se relata que entonces pronunció la siguiente frase :
“ Aunque sólo me quede con mi piel, tendones y huesos… aunque mi sangre y mi carne se hayan secado y marchitado, no me moveré de este lugar hasta que alcance la total Iluminación “ .
De este modo, se sentó bajo el Árbol del Bodhi ( Árbol de la Sabiduría ) a orillas del río Naranjara, en Bodhagaya y se cuenta que a la edad de 35 años, alcanzó la anhelada Iluminación de su propia conciencia.
Debido a este supremo estado de su mente o conciencia, llegó a entender por completo :
la naturaleza del sufrimiento.
la causa que lo origina.
el cese real del sufrimiento .
el camino para poder liberarse definitivamente del sufrimiento.
Constituyéndose de este modo, el enunciado de las Cuatro Nobles Verdades.
Las cuales son impartidas en la cuidad de Sarnath ; justamente en el Parque de las Gacelas. Con este acto, se inicia “ el Primer Giro de la Rueda del Dharma “ –, que está considerada como una metáfora de la manifestación de las enseñanzas, que va encaminada a beneficiar a los diferentes seres.
En aquella ocasión histórica, Buda ( que es el término lingüístico sánscrito con el que se denomina a una conciencia plenamente despierta e iluminada ) instruyó a sus cinco primeros discípulos .
Desde aquel relevante día y a lo largo de 45 años, el Gran Sakyamuni enseñó incansablemente a toda clase de hombres y de mujeres, sin distinción alguna de clase, orígenes o condición.
Buda jamás admitió tener ningún don sobrenatural ni tampoco se proclamó enviado de los dioses. Tampoco en nombre de ellos, fundó ninguna religión.
Rechazó toda tendencia filosófica que fuese dirigida a abordar conflictos o problemas, que no admitieran soluciones prácticas.
De hecho , instruía a sus oyentes para que no aceptasen ciegamente sus palabras; sino que les recomendaba que escuchasen las enseñanzas, las analizarán, las reflexionaran, las meditaran y las pusieran rigurosamente en práctica. Y tras todo este proceso lógico e investigativo, verificaran los resultados en sus propias experiencias personales.
Murió en Kusinagara, a la edad de 80 años. Buda Sakyamuni, fue el cuarto de los mil que aparecerán en este mundo, a lo largo de este eón cronológico. Los tres primeros fueron conocidos con el sobrenombre de Krakuchanda, Kanakamuni y Kashiapa. El quinto e inmediato Buda, se dice que será nombrado por el apelativo de Maitreya.
Buda Sakyamuni dio enseñanzas completas tanto acerca del Camino del Sutra como en lo que afecta al Sendero del Tantra . En total, un compendio de 84 .000 enseñanzas psicológicas para poder desarrollar en la propia conciencia, toda la compasión y la sabiduría requeridas, para que los seres puedan liberarse definitivamente tanto de las vivencias perturbadoras y dolientes, como para llegar a conseguir el auge y la plenitud del Estado de un Buda, en el interior de la conciencia individual de cada uno .
La única motivación que emanaba de su corazón, consistía en esencia, en que tales sublimes conocimientos ayudaran, sin distinción alguna, al desarrollo de todas las criaturas vivientes. Por consiguiente, su deseo más genuino y ferviente era que todos los seres; pudieran liberarse de la ignorancia acerca del sufrimiento, de la incertidumbre, la angustia, la soledad, la muerte y el aleatorio e incesante renacer , en la dolorosa experiencia del Samsara.

PRIMERA NOBLE VERDAD



Cuando el gran maestro universal BUDA SAKYAMUNI habló por primera vez acerca del DHARMA en la vieja tierra de la India;  enseñó a sus cinco primeros discípulos, las que son conocidas como  : las Cuatro Nobles Verdades .
La VERDAD del SUFRIMIENTO.
La VERDAD sobre la CAUSA del SUFRIMIENTO.
La VERDAD acerca del CESE del SUFRIMIENTO.
La VERDAD acerca del CAMINO que lograba la LIBERACIÓN DEFINITIVA y sin RETORNO del SUFRIMIENTO.
Las cuatro nobles verdades han sido analizadas en numerosos textos y por lo tanto son ampliamente conocidas.
Estas cuatro verdades abarcan todo cuanto existe en este universo, e incluyen múltiples y variados aspectos  dentro de sus profundos y reveladores contenidos.
En lo que respecta a las cuatro nobles verdades en general, y considerando el hecho de que todos queremos alcanzar la felicidad y eliminar el sufrimiento de nuestras vidas cotidianas; se puede afirmar que podemos departir desde la visión de que existe tanto una CAUSA como un EFECTO interdependientes entre si,  tanto en el ámbito  del lado perturbador como de aquel otro que incumbe directamente a la perspectiva de la liberación del referido sufrimiento y a la obtención de la dicha imperecedera.
             1-LA VERDAD DEL SUFRIMIENTO
Experimentamos muchos tipos distintos de sufrimiento. Sin embargo, todos ellos están incluidos en tres categorías: el sufrimiento del sufrimiento, el sufrimiento del cambio, y el sufrimiento que está presente en todas las cosas.


El SUFRIMIENTO del SUFRIMIENTO. Es aquel que engloba a padecimientos y malestares generales y habituales . Incluso los animales pueden ser conscientes de esta clase de sufrimiento. Ellos al igual que nosotros, también quieren verse exentos de tales rutinas. Todos los seres vivos temen esta clase de sufrimiento y experimentan incomodidad cuando lo sufren, y por ello emprenden distintas actividades para lograr rápidamente combatirlo o eliminarlo : por ejemplo evitar dolores, rehuir de los abatimientos o soslayar situaciones en las que se puede obviar la incertidumbre o la dureza .
El SUFRIMIENTO del CAMBIO. Es el que sentimos en aquellas circunstancias en que, por ejemplo estamos sentados, nos sentimos tranquilos y a gusto…  todo va bien para nosotros. No obstante transcurrido un determinado espacio de tiempo, resulta innegable el hecho de que empezamos a perder esa deleitosa sensación de bienestar, y entonces comenzamos a ponernos nerviosos hasta que finalmente, nos sentimos incómodos. Es decir, aparece el fastidio del displacer. En consecuencia, una vez que ha transcurrido el mencionado período coincidente con la ventura o la complacencia en cualquier ámbito, suceso o situación de la vida; resulta inevitable que aparezca la manifestación evidente que concierne al SUFRIMIENTO del CAMBIO. Porque la felicidad no perdura; sino todo lo contrario, es decididamente efímera y por ello, fugaz y no permanente. 


EL SUFRIMIENTO que ESTÁ PRESENTE en TODAS las COSAS. Este sirve inconfundiblemente como base a las dos primeras categorías de sufrimiento. Por dicha razón,  recibe el nombre “ del sufrimiento que todo lo invade o lo impregna “ .
Ahora bien, desear la liberación de las dos primeras categorías del sufrimiento – aún resultado del todo razonable -  no es el motivo principal para buscar la liberación definitiva de la existencia cíclica condicionada o el Samsara.  Buda enseñó que la raíz de los tres sufrimientos es el tercero : el SUFRIMIENTO que todo lo IMPREGNA.
 Este tercer tipo de sufrimiento :   “ el que todo lo invade o impregna “-, a su vez está bajo la influencia de los tres engaños mentales llamados raíces : el apego, la aversión y la ignorancia . De ellos tres , proviene innegablemente el conjunto de todas las visiones perturbadoras y de todas las emociones aflictivas que suelen oprimirnos dentro de la dimensión que compete a toda clase de conflictos y de angustias. Si realmente uno quiere librarse de la consternación de semejante amargura y de todas las dificultades que se experimentan en el transcurso de la vida; entonces resultaría interesante detenerse a conocer y descubrir cuál es la CAUSA que suscita el ORIGEN del SUFRIMIENTO.
Una vez situado en este punto, debemos preguntarnos e investigar : ¿ existe realmente una causa o no la hay? Si la hay, debemos averiguar de qué clase o condición se trata : ¿es una causa natural y que por lo tanto, que se puede llegar a eliminar;  o por el contrario, se trata de un fundamento que depende de las actitudes y de los comportamientos de nuestra propia mente individual y por consiguiente, se podría lograr a todas luces, su adecuada y correspondiente supresión? Si en dicha tesitura reflexiva, llegamos a la conclusión de que existe una causa que puede ser superada. Entonces consecuentemente a todo lo expresado , es lógico y factible de que podamos culminarla. De esta manera llegamos a la Se­gunda Noble Verdad: la Verdad de la Causa que origina el Sufrimiento.




SEGUNDA, TERCERA Y CUARTA NOBLE VERDAD DE BUDA


SEGUNDA NOBLE VERDAD

La Verdad de la Causa del SUFRIMIENTO, surge siempre de nuestras mentes erróneas, tales como : el apego, la aversión y la ignorancia. Por consiguiente, se convierte en la consecuencia de todas nuestras acciones maléficas o negativas, que han sido o son consumadas con el cuerpo, la palabra y la mente.

TERCERA NOBLE VERDAD

La Verdad de la Cesación del SUFRIMIENTO, evidencia que esta realidad es del todo posible cuando desarrollamos a través del Método del Adiestramiento Mental de Buda, tanto la Mente de la Gran Compasión Ecuánime o de la Bodhichita y la Mente de la Sabiduría que realiza la Vacuidad, que afecta a la falsa comprensión del “ YO “ y al imperfecto entendimiento de los fenómenos.

CUARTA NOBLE VERDAD

La Verdad del Camino hacia la Liberación Definitiva del SUFRIMIENTO, consiste en practicar el Noble Octuple Sendero, que está constituido por los siguientes aspectos :

-         VISIÓN CORRECTA.
-         PENSAMIENTO CORRECTO.
-         PALABRA CORRECTA.
-         ACCIÓN CORRECTA.
-         SUSTENTO CORRECTO.
-         ENTUSIASMO CORRECTO.
-         ATENCIÓN CORRECTA.
-         MEDITACIÓN CORRECTA.

Todas las escuelas budistas tienen su fuente original en el Sermón de Benarés, que el Gran Buda Sakyamuni impartió – tras haber logrado su propia Iluminación – en el Bosque de las Gacelas. 

LAS SEÍS PARAMITAS

Las seis PARAMITAS o PERFECCIONES fueron enseñadas por Buda Sakyamuni, con el objeto de que pudiésemos desarrollar nuestra mente o conciencia a través de la inmensa purificación, que hace florecer la práctica consciente de estas admirables actitudes y comportamientos.



La etimología del término lingüístico - Paramita – puede ser traducido al castellano como :

“ el que ha logrado alcanzar la bondad suficiente al efecto de poder llegar a la otra orilla “. A su vez, esta bella metáfora referente a “ la otra orilla “, hace mención a todos aquellos que han conseguido superar las percepciones ordinarias, conexas con los diferentes engaños mentales y por lo tanto, se encuentran desarrollando todas las cualidades más sublimes y excelsas de su propia mente.



La primera de ellas, es la GENEROSIDAD, esta preciosa paramita está considerada como la causa kármica más poderosa para trascender el cúmulo de los comportamientos egoístas, que se relacionan con la codicia. La generosidad no sólo se ciñe al hecho de donar objetos materiales; sino que también implica ofrecer compañía, consuelo, consejos a cualquier ser que padeciera desamparo o soledad, aflicción o la necesidad de ser orientado correctamente en cualquier ámbito de la vida. También engloba la acción de recitar oraciones o dedicar nuestros propios méritos a los enfermos y a los difuntos. Incluso, se puede practicar la generosidad mentalmente. Es decir, donando – a través de nuestro más sincero anhelo-  todo aquello que otros necesitaran y que nosotros, no dispusiéramos de tales bienes, ofrendas o remedios.



La segunda está relacionada con la práctica de la ETICA o de la CORRECTA MORALIDAD; la cual consistiría fundamentalmente en abstenernos de las DIEZ ACCIONES NEGATIVAS y de afinarnos en los incomparables aspectos que incuben y conforman al Octuple Sendero. Al mismo tiempo, constituye la causa kármica más decisiva para que podamos obtener un perfecto renacimiento humano, en el transcurso de nuestras próximas y futuras vidas.



La tercera PARAMITA enseña acerca de la importancia de la PACIENCIA, dicha destreza despierta nuestra capacidad de perdón hacia todos aquellos seres que hayan podido dañarnos y amplia nuestra visión para llegar a comprender las circunstancias en que tales agravios o perjuicios han podido manifestarse.




La cuarta se enlaza con el desarrollo del ENTUSIASMO o la DILIGENCIA; sin la poderosa decisión que proporciona esta alegría interior tan explícita y determinante; no resultaría nada fácil  transformar las múltiples acciones negativas, que suelen ser dirigidas por la ignorancia de nuestra mente; y por lo tanto emprendernos, en las acciones más inteligentes y correctas.



La quinta PERFECCIÓN estriba en la atenta MEDITACIÓN ; la cual es imprescindible para que podamos desterrar los razonamientos de lógica errónea, que sustentan al conjunto de los engaños mentales ni tampoco en la constante y progresiva CONCENTRACIÓN, que nos conducirá hacia el desarrollo gradual de todos los aspectos positivos de nuestra mente o conciencia.



La sexta PARAMITA se relaciona con el auge y el culmen de la SABIDURIA; ya que sólo a través del logro de la Mente que realiza la comprensión de la Vacuidad, podremos trascender la oscuridad que envuelve de falsa ilusión tanto el entendimiento que afecta a la comprensión del “ yo “ como de todos y cada uno de los fenómenos existenciales. .



El desarrollo de las SEIS PERFECCIONES o PARAMITAS facilitan de modo natural, no sólo un profundo afecto hacia todos los seres; sino que también permite que sean la causa kármica para que finalmente lleguemos a conquistar la Mente Omnisciente de Buda.





LAS DIEZ ACCIONES ÉTICAS : FUENTES DE FELICICAD



La importancia de ejercitar a nuestra mente o conciencia en el hábito de las diez acciones ÉTICAS y, por lo tanto de enfocar nuestra atención meditativa, hacia la costumbre de emprendernos en las diez acciones denominadas como virtuosas; proporciona a nuestra mente, una estado de serenidad – la famosa y conocida con el apelativo de: “ tranquilidad de conciencia “ – que también  describe con tanto acierto, la preciosa tradición espiritual cristiana .



En cuanto a la senda que hace alusión a las enseñanzas de Buda, se puede expresar que además tales acciones, se constituyen en las causas kármicas con más poder y determinación, para volver al precioso renacimiento humano dotado de todas las libertades y dones, con objeto de poder lograr el Estado Mental de la Suprema Iluminación.



Dichas acciones se consideran las siguientes : las tres primeras se asocian con las acciones llevadas a cabo con el cuerpo. Las cuatro inmediatas, están relacionadas con la capacidad de la palabra y finalmente, las tres últimas son aquellas que atañen propiamente a las actitudes y comportamientos de la mente.



En cuanto a las acciones del cuerpo, debemos desarrollar nuestra atención vigilante para no consumar actos encaminados a la privación de la vida, de ningún ser provisto de conciencia sintiente.

Del mismo modo, debemos enfocarla con la finalidad de no apropiarnos de nada, que no nos pertenezca ni nos corresponda. Parejamente también debemos ser cuidadosos en tener una conducta sexual adecuada. Es decir, no producir sufrimientos, temores ni violencias de ninguna índole con aquellas personas que estemos o nos encontremos relacionados.



Con referencia a las cuatro acciones vinculadas con la palabra, se tendría que enfatizar la importancia que posee el acto de hablar con veracidad. Al unísono, también resulta un gran inconveniente el hecho de difamar, dañar con palabras hirientes y perder el valioso tiempo existencial,  en una constante y vana locuacidad.





Al hacer mención de las tres acciones que afectan a la mente, se expondrá que deberíamos descartar toda tendencia orientada al propósito negativo de la avaricia. Análogamente también se tendría que anular las directrices que sustentan a las actitudes malévolas; y por último, resultaría muy interesante intentar aprovechar el valioso potencial de nuestra inteligencia y discernimiento como seres humanos, al efecto de aprovechar adecuadamente el tiempo de nuestra fugaz existencia, para poder desarrollar la máxima sabiduría posible; y en consecuencia desterrar las numerosas visiones erróneas que perturban el uso de los planteamientos de la lógica válida de nuestra mente .


LOS OCHO SIGNOS AUSPICIOSOS




Los ocho signos auspiciosos, se suelen usar para adornar espiritualmente los templos y los monasterios tibetanos. De modo generalizado son emblemas que inspiran armonía, prosperidad e igualmente también su pertinente reflexión, puede llegar a usarse como un apoyo para desarrollar  un mayor grado de atención consciente.

Tales SIGNOS son los siguientes: el loto, el nudo místico, el par de peces dorados, la sombrilla blanca, la bandera de la victoria, el florero o la vasija de los tesoros, la concha de caracol y la rueda de oro.

EL LOTO .- Representa universalmente a la pureza esencial y genuina de la mente. Su crecimiento desde el barro, sugiere a la actitud mental de la renuncia a todos aquellos placeres relacionados con el mundo materialista, ordinario o Samsara. Al mismo tiempo, esta bellísima flor simboliza a la Mente de la Iluminación de Buda, debido a su extremada e inmaculada realización y  plenitud.

EL NUDO MÍSTICO.-  Figura a las dos mentes que caracterizan a la Conciencia Búdica : la Mente de la  Gran Compasión Universal, Ecuánime y Altruista hacia todos los seres  y la Mente de la Sabiduría que realiza, la comprensión de la Vacuidad que atañe a los fenómenos.

EL PAR DE PECES DORADOS.- Guardan una relación con los dos canales : lunares y solares que pertenecen a la anatomía sutil de los seres, por donde además de otros ámbitos, circula la mente de los mismos,  durante la experiencia de la existencia carnal. Por consiguiente, también vienen a interpretar la valiosa oportunidad del precioso renacimiento humano.

LA SOMBRILLA BLANCA.- Habitualmente dispone de una analogía con los efectos protectores que imparten las deidades y la propia práctica del Dharma entre los diferentes seres.

LA BANDERA DE LA VICTORÍA.- También normalmente está vinculada con la energía protectora que acompaña a la mente o conciencia de los diversos seres, cuando éstos se hayan comprometidos en el trabajo interior que se relaciona con el adiestramiento mental y que aspiran bajo el impulso de la compasión, lograr el Estado de la Budeidad.

LA VASIJA o FLORERO DE LOS TESOROS.- Se enlaza con todas las cualidades y realizaciones que florecen en la mente o conciencia de los seres, que se adiestran bajo la iluminadora inspiración de Buda.

EL CARACOL.- La concha del caracol girando concretamente a la derecha, suelen ser usadas en ceremonias y rituales tibetanos. Su simbolismo es despertar temor en los enemigos. Es decir, en aquellos engaños mentales propios que devastan la capacidad de bondad,  la alegría y el  afecto de los seres conscientes hacia sus congéneres y al resto de las existencias conscientes,  que moran en los reinos del Samsara.


LA RUEDA DE ORO.- Alude al cambio de visión espiritual interior y, por lo tanto en la mente de los seres. Es obvio que se considera como una excelente protección contra los propios obstáculos que surgen en el largo camino hacia la Iluminación Suprema. También se hace mención a la Rueda – cuando Buda proclama sus nobles enseñanzas, usando o recurriendo al poder inconmensurable de su propia voz. Cuando tan alto suceso acontece, se denomina como : el Giro de la Rueda del Dharma. En la ilación histórica de la vida de Buda Sakyamuni, este excelente y compasivo evento sobreviene en tres diferentes e inolvidables momentos. De similar manera, la rueda también encarna al Adiestramiento Mental Superior de la Disciplina Ética o Moral que llevan a cabo los diferentes seres.  Extendiendo algo más la explicación acerca del sentido iconográfico de la Rueda, se podría decir que sus ocho radios, son representativos de las travesías mentales que muestra la práctica relacionada con el Óctuple Sendero- el cual es el adiestramiento que conduce a la conciencia de todos los seres, a la liberación definitiva de todo tipo de sufrimientos mentales y físicos.



LOS CUATRO INCONMENSURABLES
BUDA los denominó como los CUATRO PENSAMIENTOS INCONMENSURABLES o las cuatro MORADAS MENTALES SUBLIMES, como la aspiración de todo BODHISATTVA a realizar dentro de su propia conciencia, la responsabilidad de esas CUATRO EMOCIONES ILIMITADAS, CANDOROSAS y ECUÁNIMES hacia todos los seres que son :


El AMOR BENEVOLENTE
LA COMPASIÓN
LA ALEGRIA o el GOZO
LA ECUANIMIDAD.


Estos CUATRO NOBLES PENSAMIENTOS INCONMENSURABLES son los más colosales y mejores antídotos contra los ESTADOS ORDINARIOS de la MENTE; que están relacionados con el ODIO, la CRUELDAD, la ENVIDIA y la COMPONENDA EXCLUYENTE o MAL INTENCIONADA.



LAS DOS VERDADES DE LA ENSEÑANZA DE BUDA

La enseñanza del Dharma de Buda , se fundamenta en la visión que atañe a las DOS VERDADES : la VERDAD que está relacionada y establecida en base a las PERCEPCIONES consideradas bajo el apelativo de : VERDADES  CONVENCIONALES o MUNDANAS.

Y aquellas otras que se encuadran dentro de lo que se denomina la VERDAD DEFINITIVA.


Aquellos que no entienden la diferencia entre la diferencia entre las DOS VERDADES, no entienden tampoco la profunda enseñanza de BUDA.

Sin el conocimiento de la VERDAD CONVENCIAL, la conocida como la VERDAD de lo ABSOLUTO no puede ser enseñada; si no se comprende la VERDAD ABSOLUTA, el NIRVANA tampoco será alcanzado. 
 NAGARYUNA ( Famoso, compasivo y eminente erudito de la UNIVERSIDAD MONÁSTICA de NALANDA




LAS DOS VERDADES SEGÚN
LOS RAZONAMIENTOS DE LA ENSEÑANZA DE BUDA

Como ya venimos expresando acorde a la Filosofía Budista se contemplan dos VERDADES: RELATIVA y ÚLTIMA. Desde el punto de vista de la Enseñanza de BUDA, la VERDAD denominada como VERDAD ÚLTIMA, aprecia todo lo que sentimos y experimentamos en la vida cotidiana como una ILUSIÓN. De todas las ILUSIONES, la de mayor magnitud y repercusión es aquella que se sitúa en la creencia de la INDIVIDUALIDAD y de la DIFERENCIACIÓN entre uno mismo y los demás SERES. Si podemos ANALIZAR, REFLEXIONAR y MEDITAR sobre las amplias y racionales ENSEÑANZAS que ilustran sobre los contenidos de la SABIDURÍA que realizan la compresión de esta REALIDAD ÚLTIMA;  este PROCESO LIMPIARÁ todas las IMPUREZAS de la MENTE y logrará incluso ERRADICAR las HONDAS RAÍCES, que sustentan a los ENGAÑOS AFLICTIVOS de la CONCIENCIA de los SERES .


Este PROCESO ayudará además, a CREAR un AMOR VERDADERO entre UNO y los DEMÁS. Por consiguiente es por lo que resulta tan crucial la búsqueda del citado ENTENDIMIENTO o la COMPRENSIÓN de la referida y apelada como VERDAD ÚLTIMA- tanto para liberarnos del SAMSARA o del CICLO de INCESANTES RENACIMIENTOS KÁRMICOS, como para lograr la OBTENCIÓN de la MENTE ILUMINADA de un BUDA .

Se habla en las enseñanzas que para ampliar nuestra MENTE o CONCIENCIA en estos diferentes NIVELES o BUMIS de SABIDURÍA, habría que abordar, desarrollar y culminar las etapas , que son conocidas como :

1.     Bhumi……… “ El Extremadamente Alegre
2.     Bhumi……… “ El Inmaculado
3.     Bhumi……… “ El Luminoso
4.     Bhumi………  El Radiante
5.     Bhumi………  El Difícil de Superar
6.     Bhumi………  El del Acercamiento
7.     Bhumi………  El del Más Allá
8.     Bhumi………  El Innamovible
9.     Bhumi………  El Buen Entendimiento
  10. Bhumi………   La Nube del Dharma
 
 
LAS POSTRACIONES

Las POSTRACIONES implican un ritual que nos permite acumular innumerables méritos; ya que mostramos nuestro respeto a las TRES JOYAS del REFUGIO:
BUDA, DHARMA y SANGHA.

Las POSTRACIONES purifican la energía negativa acumulada en nuestro CUERPO, PALABRA y MENTE debido al efecto que producen los numerosos ENGAÑOS MENTALES, tanto en la vida presente con el cúmulo de nuestras existencias precedentes.

Cuando apoyamos las MANOS y ambas RODILLAS en la tierra, nos sirven para tomar un mayor grado de consciencia del SUFRIMIENTO CONSUSTANCIAL al SAMSARA y al elevarnos es como si además, nos izáramos hacia la purificación e inspiración de alcanzar el ESTADO de la BUDEIDAD; encumbrando en dicho  acto también a todos los demás seres que moran en los SEIS REINOS y, por consiguiente, todos ellos se liberen del aflictivo e incesante ciclo de RENACIMIENTOS INCONTROLADOS del SAMSARA.

Postrando nuestra MANO DERECHA en el suelo, rendimos homenaje y veneración a las CIEN CUALIDADES SUBLIMES de todos los BUDA y los GRANDES BODHISATTVAS. Mientras que cuando nuestras manos tocan la CORONILLA, sembramos la CAUSA KÁRMICA al efecto de obtener en el futuro el GLORIOSO CUERPO de BUDA; el cual está provisto de las OCHENTA MARCAS MAYORES y de las TREINTA y DOS MENORES. Del mismo modo al PALPAR el centro de nuestra GARGANTA; anhelamos llegar a gozar de la PUREZA y SABIDURIA de la PALABRA del GRAN ILUMINADO. Al acariciar el centro de nuestro PECHO justamente donde reside el CHAKRA de nuestro CORAZÓN, deseamos lograr por completo la MENTE OMNISCIENTE e INMACULADA de BUDA.

De similar manera, mostramos también RESPETO y ADMIRACIÓN hacia el propio BUDA debido a que Él ya ha logrado la plenitud de la EXPERIENCIA de la ILUMACIÓN. Parejamente mostramos nuestra FERVOR a todos los BODHISATTVAS, al DHARMA y a todos los MAESTROS COLMADOS de las CUALIDADES más SUBLIMES.

Los CINCO PUNTOS CORPORALES con los que tocamos el suelo : la frente, las dos palmas de las manos y las dos rodillas representan la CONCIENCIA de los cinco SKANDAS o AGREGADOS CONTAMINADOS : la forma, la sensación, el discernimiento, los factores producidos o composicionales y la propia conciencia mental vinculada con todos ellos. Estos cinco agregados constituyen la BASE de la INDIVIDUALIDAD, que a su vez, son los sostenedores de la EXISTENCIA en el SAMSARA.

La Tradición nos revela que grandes maestros de la antigüedad como el irrepetible Lama Yhe Tsong Khapa, realizó – a lo largo de su vida – aproximadamente alrededor de tres millones y medio de POSTRACIONES FÍSICAS completas.

Al tocar el CHAKRA de la CORONILLA, de la GARGANTA y del CORAZÓN creamos las CAUSAS para poder realizar nuestras ASPIRACIONES para obtener estos GRANDES ASPECTOS de BUDA : el CUERPO, la PALABRA y la MENTE de la ILUMINACIÓN.

Los CINCO PUNTOS con los que tocamos la TIERRA simbolizan pues la ASPIRACIÓN y la TRANSFORMACIÓN de los CINCO SKANDAS en las CINCO SABIDURIAS del ESTADO de BUDA.

Del mismo modo, cuando nos postramos ante el lama- nuestra ACTITUD MENTAL debe de estar enfocada en que él representa la RAIZ de la influencia espiritual -  o de todas las REALIZACIONES que anhelamos desarrollar en el interior de nuestra propia conciencia.
Igualmente cuando nos postramos ante los diferentes YIDAM – lo consideramos propiamente como la RAÍZ de todas y cada una de las BENDICIONES que ayudan decisivamente hacia el logro de todas las REALIZACIONES. Y cuando finalmente nos postramos ante los PROTECTORES, le dispensamos el respeto de ser la RAÍZ de la ACTITUD ILUMINADA.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada